Fundación e inicio del grupo

El 1988 el mataronés Franc Sellers y un grupo de amigos, imbuidos por la magia del cine, fundan el Grupo de Cine Fata Morgana. Sólo un año después, realizarían su primer trabajo, Mars interiors (Mares Interiores), un mediometraje con un guión casi en verso, de elaboración propia, y torturado como el mismo protagonista, un pintor de principio de siglo que enloquece lentamente en el intento de conseguir la perfección de su obra.

Muy bien ambientada, resulta una curiosidad de la historia del grupo ya que, juntamente con D’Arc, definían un estilo más histórico y realista, que difiere mucho de la ironía y del sarcasmo que finalmente marcará mayoritariamente la producción del grupo.

Le siguió Temps de quatre (Tiempo de cuatro), otro mediometraje dividido en tres pequeñas historias con un argumento común: la fealdad, pero no física sino interior.

El año 1991 llega una gran oportunidad para Sellers y su equipo: dirección, producción y guión del capítulo piloto de una serie dramática para las televisiones locales de Mataró, Terrassa y Cardedeu, titulada Ombres (Sombras), con la participación, entre otros, del actor David Selvas.

Pero la serie no se produjo nunca y todo quedó en una aventura.

D’Arc, el largometraje

Pero el grupo no se rinde y, los años 1993-1994, Fata Morgana, de la mano de Sellers, coproduce y dirige el que ha estado hasta ahora su único largometraje. En súper-8, y bajo el título de D’Arc, Sellers se atrevió con una nueva versión de la historia de Juana de Arco, interpretada por la actriz Roser Pujol, y ambientada tanto en la actualidad cómo en la época medieval, con imágenes tan espectaculares como los cañones de Tossa de Mar disparando balas de fuego, batallas medievales, hombres a caballo y un tenso juicio inquisitorial.

El film se rodó en dos años y requirió un complicadísimo montaje que se alargó el mismo tiempo que el propio rodaje. Finalmente se estrenó en 1995.

Otra época de trabajos

Después de este agotamiento, el grupo volvió a los mediometrajes el año 1996 con la más que curiosa El ataque de los hombres caracol, una incursión en el terror catastrofista donde unos mutantes medio hombres medio caracoles asesinos, liderados por el tópico científico loco y vengativo, intentan acabar con la casposa población del pueblo de turno.

Más catastrofista, pero, fue el montaje del medio, pues no se llegó a completar nunca, a pesar de que se conserva el máster, una auténtica reliquia del museo particular de Fata Morgana. El 1997, Sellers tuvo su primer contacto con los 35 mm como ayudante de dirección del cortometraje en cine Mala pata de la productora Cuarteto.

A partir de aquel momento el grupo produjo sus primeros cortos, tipo de película en el cual se encontraba más cómodo para trabajar. Aquellos años se produjo In crescendo, un orgasmo representado en un videoclip, donde imágenes paranoicas se van sucediendo vertiginosamente, con final de estallido incluido, y la inclasificable The bloof, un corto simpático, original, muy cortito pero muy agradecido de ver, que incluso tiene el honor de haber sido escogido para representar la época “antigua” del grupo, juntamente con tres cortos más modernos, en el programa que OPEN BTV de Barcelona Televisión dedicó el octubre de 2003 a Fata Morgana.

El corto se puede resumir como la historia de un hombre tan glotón que come hasta cuando ve que la muerte está cerca.

El 1998 llegaría !Mamaaah!.

Con este llamativo título Morgana realizaba un corto que seguía fiel a su estilo sarcástico e incómodo, esta vez con la historia de una madre que tiene esclavizado a su hijo, con un final electrizante.

Continuaría este estilo el 2000 con Tempus fugit, un film sobre la idiosincrasia de las personas sin espíritu, sin opinión, sin criterio, representado por un hombre que siempre viste con un cono en la cabeza y que siempre come pan con mantequilla: No sólo de pan y mantequilla vive el hombre rezan los créditos al final.

Un paso adelante

Con estos últimos cuatro cortos, el grupo ya se toma más seriamente la promoción y la distribución de sus películas, pensando más en el futuro que en el presente, consolidando un departamento de distribución con el objetivo de que sus obras se proyecten en los festivales de toda España.

Así, y habiendo encontrado en los cortos una manera práctica de realizar, técnicamente y económicamente hablando, Fata Morgana ya en edad adulta se esfuerza en mejorar sobre todo la calidad final del producto, para ampliar objetivos, para llegar más lejos.

Un salto importante se notó el año 2001 con el claustrofóbico cortometraje en súper VHS La Sonrisa del Madelman, un trabajo muy conseguido, seleccionado en ocho festivales, destacando el de Sitges, donde desgraciadamente y teniendo en cuenta el formato no pudo competir.

Después el siguiente corto, Glamour.

Lluvia dorada sobre tu piel, ya se hacía en digital, un escalón más de una escalera que empezaba con el vídeo y que pretendía acabar en los 35 mm.

Glamour, film francotirador, el blanco del cual es la jet-set, resulta una película muy morganiana, con diversas situaciones irónicas, no exentas de ciertas dosis de humor ácido, con el resultado de una corrosiva sátira sin ningún tipo de concesiones.

Son quince minutos de cinta, a lo mejor un poco largos, pero que esconden un rodaje bastante complicado con más de cincuenta personas, sólo entre actores y figurantes.

Corto en 35 mm, un premio y un paréntesis

Pero el camino se había de completar y volver al digital suponía un paso atrás. De esta manera, Sellers y su equipo se pusieron a trabajar para poner en marcha un rodaje en 35 mm, buscando un equipo que estuviera acostumbrado a trabajar en cine.

Así, con la colaboración del cámara Severin Woxholt, el abril del 2003 se ponía en marcha un rodaje de tres días intensos, duros y agotadores, pero también muy soportables gracias a la buena organización.

Fue un esfuerzo técnico, económico y sobre todo humano.

Amor frío suponía el primer corto propio en 35 mm, en cine. Sólo 10 min 33 s de duración pero muchos días de trabajo, de ensayos, de producción y de postproducción; Además, Amor frío supuso una de las alegrías más grandes del grupo: el primer y de momento el único premio que ha ganado en su historia, la Maratón de Cortos Fantásticos y de Terror de Sants de la edición de 2003.

Pero incomprensiblemente a partir de ese momento, a pesar de encontrarse en el mejor momento, la actividad del grupo se paró en seco.

Quizá se vio abrumado o no supo encontrar el camino a seguir, la cuestión es que en aquel momento el grupo no supo gestionar la situación y vino un paréntesis largo, aunque no un final.

Cada uno siguió trabajando por su cuenta y a pesar de que la mayoría seguimos viéndonos y conservamos la amistad, no hicimos cine juntos hasta diez años más tarde.


Génesis 88, la webserie

El 2011 a Franc Sellers le ronda la idea de hacer una webserie ambientada en un país inventado de aire tropical, con unos personajes histriónicos, divertidos y que en general rallan el friquismo, con un argumento fresco, distraído, lleno de intriga y de acción, y reúne a tres de sus antiguos colaboradores de Fata Morgana: la Montse Masó, el Jordi París y el Gabi Gel. Juntos y dirigidos por Sellers empiezan a dar forma al proyecto.

Durante trece sábados quedan a cenar en casa de Josep Lluís y el Franc trae un capítulo escrito que lee en voz alta, y que todos juntos acaban de definir. En estas reuniones a parte del guión deciden un montón de detalles: quien compondrá el equipo técnico y artístico, dónde y cómo haremos los rodajes, de donde sacaremos el material técnico e intentan responder una gran cantidad de dudas que se presentan ante un proyecto de estas características.

Finalmente, y después de tres intentos infructuosos, con un equipo definido que finalmente funcionará a la perfección, el 30 de diciembre de 2013 iniciamos un rodaje que se alargará once meses y que dará como resultado los trece capítulos de la websérie Génesis 88, el proyecto más ambicioso del Grupo de Cine Fata Morgana.

FILMOGRAFIA DE FATA MORGANA

1988 Franc Sellers funda el Grupo de Cine Fata Morgana

1989 Mars interiors, mediometraje en vídeo

1991 Temps de quatre, mediometraje en súper-8

1991 Ombres, capítulo piloto de una serie para tres TV locales

1995 D’Arc, largometraje en súper-8

1996 El ataque de los hombres caracol, mediometraje en vídeo

1996 Sketch cómico de James Bond

1997 In crescendo, cortometraje en vídeo

1997 The bloof, cortometraje en vídeo

1998 !Mamaaah!, cortometraje en vídeo

2000 Tempus fugit, cortometraje en vídeo

2001 La Sonrisa del Madelman, cortometraje en VHS

2002 Glamour, cortometraje en digital

2003 Amor frío, cortometraje en 35 mm

2014 Génesis 88, webserie en digital